HAMADRIJONLINE
  REFLEXIONES
 
 
weiss1fa5.gif 
TIKVA1.jpg






No te preocupes por las actividades humanas, el preocuparse es la menos productiva.
*Que no te venza el miedo, la mayor parte de las cosas que nos asustan, generalmente no ocurren.
 
*No guardes rencor, el rencor es una de las cargas más pesadas que puede darte la vida.
 *Enfrenta cada problema en el momento que se presenta, de todas formas sólo podemos solucionar uno a la vez.
*No lleves tus problemas a la cama, por lo general no te dejarán dormir, son malos consejeros para el sueño.
*No tomes como tuyos los problemas ajenos, cada uno tiene capacidad para solucionar los suyos, sólo hay que darles la oportunidad para que lo hagan.
 
*Recuerda que el ayer se fue, el mañana es incierto, lo único seguro es el HOY, por lo tanto, vívelo como si fuera tu último día y sé feliz.
 *Esfuérzate por escuchar, no sólo oigas, cuando escuchas encuentras las respuestas que andas buscando.
*No hagas de la frustración tu escudo diario, la autocompasión lleva al desánimo y éste entorpece tus ganas de actuar.
*Agradece el nuevo día, la noche de descanso, las bendiciones que recibiste  sin siquiera percibirlo, agradece a D-os por estar siempre a tu lado, recuerda que su dirección es tan sólo una breve oración.
Que D-os te bendiga, guarde con bien y llene tu vida de luz, amor y paz.


EL VERDADERO TRIUNFO
 
 
El verdadero triunfo, es lograr la familia que anhelas, es mostrar la bondad que recibes y tener verdaderos amigos.

La verdadera sabiduría, es aprender a escuchar y saber cuando opinar, es comprender los problemas y saberlos resolver, y poder brindar al mundo lo que realmente sabes.

La verdadera fe, es pedir y saber que nos escucha, es saborear los momentos que comparto con Él, es poder cerrar los ojos y sentir a D-os junto a mí.

La verdadera amistad, es sentir la hermandad que une a personas de sangres diversas, es saber que su mano siempre estará contigo, es saber brindarle tu ayuda en todo momento, es sentirte más valiente en los momentos que con ellos compartes, es saber compartir ideas y mejorar tu carácter, es tener ese apoyo en los momentos importantes.

El verdadero amor, es poder oler el aire que respira tu pareja, es encontrar la otra mitad de tu alma, es sentir necesaria su presencia, y más que nada, saber esperar a
Su llegada.

"Disfruten cada día como si fuera el último ya que uno nunca sabe cuando llegara el último día de nuestras vidas, y recuerden la satisfacción de llegar a la meta no es llegar a la meta sino todo lo que se vive en el camino para poder 
Llegar a ésta."
 
 

Busca un punto en el infinito y fija tu mirada del alma en Di-os y te concentrarás; de esta manera, serás capaz de solucionar los problemas más complicados de manera más fácil. No rompas tu cabeza, ni la de los demás. Simplemente, concéntrate. Simplemente, fija tu mirada en el horizonte y ve, con entusiasmo, la manera para salir de las situaciones más difíciles que existen. Cuando la mente humana se concentra, no hay nada que pueda evitar el éxito. Pero, para concentrarse, es importante desapegarte de tu entorno del materialismo que te rodea y disfrutar tu horizonte interno. Al fijar la mirada en un punto en el infinito, y principalmente que la paz y el amor de Do-s lo dejes actuar en ti,  los ojos descansarán y lo mismo sucederá con la mente y tu paz interior.

 


Experimenta ayudar a los otros a crear su propia vida.
No es complicado: comienza contigo mismo.
Crea una vida buena y armónica, sin complicaciones
o preocupaciones.

Crea una vida pacífica y serena, llena de felicidad
y amor. Crea una vida disciplinada, pero muy liviana.
Y no te olvidas de crear una vida de sabio,
llena de humildad. Así, estarás creando la
vida de muchas personas.

 

 

La armonía


Es una hermosa fruta. Tiene un dulce sabor, pues cuando estoy en un entorno armónico, no hay temor de ser quien soy y así puede crecer más rápido. Tiene un bello color, pues todos los que ven un ambiente en armonía se quedan encantados con eso. Pero, como toda fruta, es necesario sembrar y cuidar el árbol que lo genera. La armonía no surge de repente, sino que es un trabajo intenso de tolerancia y respeto, junto con el agua del amor puro.  

 QUE SOLO EMANA DE HASHEM, NUESTRO UNICO Y VERDADERO D-OS.

 
weiss1fa5.gif 
 

Fíjate bien, y verás cómo las plantas

se parecen a las almas.

 Hay arbustos fuertes, erguidos, desafiantes….pero ante los días de lluvia, de fuertes ciclones, de tormenta, caen despedazados, inertes, incapaces de retoñar jamás.

 Los hay menos corpulentos, menos ostentosos, menos llamativos, pero que parecen hechos de una sola pieza… raíz desde lo profundo hasta la copa.

Afrontan la tormenta, se tambalean, se desgajan y pierden hojas, pero permanecen en pie, esperando mejor tiempo para reconstruirse si se parten, por esa misma herida empiezan a florecer cuando llega la primavera.

 Los hay siempre enredados en otros, acaparando, ahogando, absorbiendo la savia que circula y los jugos que los nutren. Y suben, cada vez más alto, pero siempre trepados, enredados.

 Y los hay libres, escogidos, que necesitan estar solos con su tierra, su humedad, los rayos dorados del sol. ¡Eso les basta!

 Unos que se inclinan al paso de cualquiera, perfuman siempre y tal parece que viven arrullando. Otros, en cambio, son tan ásperos, tan duros, tan punzantes, que acercarse es un peligro… y si lo haces sin pensar, pronto habrá que lanzar un quejido desgarrador.

 Los hay con bellos frutos, pero necesitan abono, rayos tibios, su propia tierra, agua refrescante y cristalina. Si los transplantan, mueren…   y cuando  no mueren, languidecen.

 Otros casi no necesitan nada para dar muestras de su presencia… y al huequito de sol que les sale al paso dirigen su gajos y se asoman al mundo.

Causa admiración que casi sin cuidado, sin esmero de nadie, presenten una fronda tan viva y tan hermosa.

 Los he visto que se ocultan, se cierran de noche, se refugian en cualquier cosa que los ampare. Son suaves, aterciopelados… como los sueños. A ellos llegan las abejas, las mariposas, todo el que está ávido de calor, paz y dulzura.

Cuando se cuajan de frutos, algunos los bajan, para que los disfrute todo el  mundo;  otros los suben, los rodean de tanto follaje que acaban por podrirse solos… acaso con unos picotazos de pájaros que  luego los desprecian.

 ¡Es la viña del Señor! ¡Son las almas de los hombres!. Alcanza para nutrirnos a todos… Y para todos hay en este vasto campo una rosa de felicidad.

 ¿Por qué no sabemos encontrarla? 


 
 

 
 

 
 
 

 
  Hoy habia 1 visitantes (32 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página! © 2010 - 2012 HaMadrij Radio  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=